NOTICIA


29 May 2012
El "Km. 0" de la evoluciĆ³n - Parte II


“Km. 0” representa el nacimiento del Río de la Plata; emerge en el preciso lugar donde se realizó el lanzamiento. La denominación -“Km.0”-, surgió como sugerencia de las charlas que mantenían Don Dante Irurtia y Batuz; este último, artista que muy bien supo alojarse en la bodega para así estampar dicho lugar en atractivas pinturas. Como homenaje y recordatorio de esta hermosa amistad nace “Km.0”, representando así el lugar de nacimiento del Río de la Plata, donde se entrelazan las aguas de los ríos Uruguay y Paraná lo que genera una fauna y flora como en ningún otro lado. Así también se logran vinos que son fiel reflejo del terroir de la bodega, de Irurtia, de la mezcla de sus aguas y corrientes cálidas.

Tras la presentación por parte de los hijos de Don Irurtia, el probar la nueva línea “Km.0” se volvía necesaria. Así llegó el primero: Reserva Viognier 2012, impactó; “un vino con reflejos dorados, bien equilibrado, fresco y aromático, que disfrutamos en este entorno maravilloso”. Esto fue solo un anticipo de lo que estaría por venir de esta excelente línea.  El viaje recién comenzaba. Los restantes vinos estaban a minutos de ese hermosísimo paraje.

La siguiente parada era una hermosa posada de campo ecológica llamada “Al Natural”, a orillas de la Laguna Solís y con una vista extraordinaria. Allí, una excelente gastronomía aguardaba: pejerrey al escabeche y a la criolla, que muy bien armonizaba con los vinos blancos reserva Sauvignon Blanc 2012 y Gewürztraminer 2012, respectivamente; el Gran Reserva Viognier Roble 2011, también se disfrutaba.  

Los tintos se acompañaron de carne de lomo al vino tinto con milhojas de papas, con una apertura de un Gran Reserva Pinot Noir 2011 -impactó a todos los presentes por su color y aroma-, seguido por el Rerserva Malbec  2010, el Reserva Cabernet Sauvignon 2010 y un Gran Reserva Tannat Roble 2008 que dará que hablar.  Por si fuera poco, a todo esto le siguió una mousse de dulce de leche con salsa de frutos y vino tinto donde, el Espumante Natural y el Botrytis Excellence 2002, muy bien se conjugaron en el brindis final. Todos estos vinificados muy gustosamente fueron reseñados por los  Enól. Fernando Patarino y Daniel Cis, y con quienes muy placenteramente se compartió mesa. Todos en general disfrutaron del conocimiento de ambos especialistas y que, con dedicación y cariño, acompañaron a descubrir cada uno de los vinos.

La velada fue encantadora, rodeada de una familia que apuesta a la excelencia en un entorno privilegiado que hace que estos vinos sean únicos y deban disfrutarse. La nueva línea de vinos “Km. 0”, además de nacer cargados de una rica historia, gozan -sin duda alguna- de un promisorio futuro que permitirá, a la familia Irurtia, recorrer con ellos miles y miles de kilómetros del mundo entero. ¿Un consejo de sommelier? ¡Pruébelos!

Redacción: Somm. Violeta Carresse

Edición: Rodney Chacón

Fotos: Marcelo Irurtia